domingo, 6 de noviembre de 2016

¿preparados para le segunda digitalización?

Se publicaba en la prensa nacional un artículo en el que contaba la iniciativa de un camión de 18 ruedas que ha recorrido más de 200 kilómetros sin conductor humano, con una carga de 50.000 cervezas desde Fort Collins (Colorado, EEUU) a un almacén de Colorado Springs
Es una experiencia más de la apuesta de la industria del automóvil hacia la conducción autónoma.

Al compartir el articulo en redes sociales, me comentaba un amigo su visión:
"Es un bocado agridulce, me gusta los cambios q están transformando nuestras vidas en el presente y d cara al futuro pero me da mucho miedo: cuantos puestos d trabajo van a dejar de existir con estas innovaciones? Cuando vamos de cara a ser un mundo cada vez mas poblado. En que acabara todo? Cuanto menos preocupante el futuro de nuestros hij@s".

Es cierto, estas nuevas realidades resultan a la vez apasionantes y preocupantes, porque son reales. 

A lo largo de la historia los cambios culturales y tecnológicos han provocado cambios en las costumbres sociales: la imprenta, por ejemplo, que hizo desaparecer escribas, copistas, etc. y a cambio democratizó la cultura llevando el libro fuera de las paredes de los poderes de la época. 

Lo que siempre queda detrás es la adecuación de la formación para afrontar el cambio, no educamos a nuestros hijos para el futuro que les va a llegar, sino para repetir el modelo que conocemos. En la vorágine del debate educativo, tal vez es el momento de pararse a pensar qué aprendizajes resultan significativos, desde infantil a la universidad, cuánto tiempo hay que dedicar dentro del aula a esos aprendizajes y cuánto fuera, para que puedan cultivar otras áreas para desarrollar sus capacidades.

En esta sociedad de incertidumbres, cabe reflexionar qué modelo educativo queremos, para que los hombres y mujeres de mañana encuentren su espacio social y laboral.


fuente: http://www.elmundo.es/economia/2016/11/04/581cd3d822601d9b0b8b4640.html