miércoles, 29 de abril de 2015

Por qué enseñar a programar desde niños

- "Quiero hacer un robot que ayude a mamá" - le oí decir a mi pequeño hace unos años.
- "para eso hay que prepararse y aprender cosas" - le contesté
- "vale" - afirmó

No hizo falta más, la curiosidad y la ilusión por crear algo con las propias manos empezó a hacer el resto y empezamos a dar juntos pasos para introducirnos en la programación y de ahí a la robótica.
programando Lego NXT
Que levante la mano quien no haya escuchado a un niño o niña fantasear con coches voladores, robots, ordenadores que responden a sus pensamientos ¿fantasear? No, perdona, no son fantasías, son sueños e ilusiones que se pueden y deben potenciar.

Para quienes no saben de qué va, ver líneas de código en cualquier lenguaje de programación, aunque sea sencillos como Python o Ruby puede parecer un rollo y por eso mismo a los niños desde muy pequeños (en educación infantil también) les podemos enseñar a jugar con la programación de modo adecuado a su edad.

Eso es lo que se hace en los Coder Dojo o Clubs de Código como los que Bylinedu ha impulsado en Valencia adscritos al movimiento mundial de Coder Dojo. En este contexto se ponen en contacto niños y jóvenes con inquietudes en el tema, con jóvenes o adultos con más experiencia en el mismo; de modo gratuito, sin el contexto de clases, compartiendo esos sueños que tal vez en otros entornos parecerían "frikis".

Para llegar a los grandes códigos se empieza por los grandes bloques al estilo de code.org o codeacademy.com porque cualquiera puede aprender a programar desde edades tempranas ¿sabes por qué? Comparto algunos motivos que me parecen importantes

Es divertido 
Tenemos aplicaciones para ordenador o tablets que permiten que niños de 6 ó 7 años empiecen a dibujar o hacer sencillos juegos, casi sin darse cuenta y sin escribir código. Nosotros empleamos la plataforma gratuita Scratch del MIT  que consiste en un lenguaje de bloques además de otras aplicaciones web o para dispositivos móviles como Scratch jr, etc.
Las tablets además son un instrumento natural para el aprendizaje. Niños que aún no saben leer, juegan programando un robot con "Lightbot" como hemos podido comprobar en nuestras actividades.


Actividad en familia
Programar hace posible compartir tiempos creativos, hacer cosas juntos para dejarse sorprender partiendo de unos bloques de Lego hasta llegar a programarlo con Lego MindStorms Nxt o EV3. Y si prefieres, jugar con la popular Arduino programando vuestros inventos mediante S4A (Scratch for Arduino)


El código no tiene género
Cuando creas código, cuando programas un robot, no has de preocuparte por el género. Esa filosofía es la que debe potenciarse para que el aprendizaje de la programación sea un incentivo para niñas y adolescentes y no existan más brechas digitales. La enseñanza de STEM (Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) o STEAM (incluyendo el arte) debe ser accesible a cualquier persona desde edades tempranas y no necesariamente como asignatura en la escuela.


Uso activo de la tecnología
¿Cuántas veces vemos a nuestros hijos e hijas con el tablet, la consola o el ordenador jugando con aplicaciones, como meros consumidores de contenidos? Según Resnick “es casi como si supieran leer, pero no escribir con las nuevas tecnologías”.

Por este motivo, enseñar a nuestros hijos a programar, a crear, les empodera, les convierte en protagonistas del aprendizaje al desarrollar sus sueños.


Programar para aprender 
"Cuando se aprende a código, empiezas a pensar en procesos en el mundo", dice Mitchel Resnick del MIT de Massachusetts en comparando la programación con la lecto-escritura. Todos aprendemos a escribir pero no todos seremos periodistas o escritores, todos aprendemos álgebra pero no seremos matemáticos y por el mismo motivo que leemos para aprender, debemos hacer lo mismo con la programación.
Programando con S4A
Programar activa el pensamiento creativo, la resolución de problemas, el trabajo colaborativo y cooperativo. Además desde los Clubs de código se introducen en la cultura tecnológica, en compartir, lo que les beneficia también al estructurar el pensamiento y la comprensión de lo que les rodea.

El futuro

Los centros educativos están reaccionando con cierta lentitud, pero cada vez son más los padres que buscan opciones como los Coder Dojo, en un enfoque que puede compararse con el método Suzuki de enseñanza de música para niños pequeños, en la que los padres juegan un papel muy importante.

En varias ocasiones he manifestado que, probablemente, el trabajo que desarrollará mi hijo en un futuro, aún no tenga un nombre, por eso es importante que estén preparados en una sociedad cambiante, donde la tecnología está en todos los ámbitos.
Ramon en Desafío Robot

Mientras tanto, compartimos algunos ratos pensando el siguiente proyecto, disfrutando con el "cacharreo" del día a día al que, tú que nos lees, estás invitada o invitado.