domingo, 8 de marzo de 2015

Género y empleo: una experiencia en primera persona

Mientras tomaba mi café con leche dominical ante el diario, comentaba con los contertulios la efemérides del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora; de la importancia y la dificultad de incorporarse a según que puestos de trabajo y de tener las mismas condiciones que cualquiera.

Pensarás que este post llega con algo de retraso, pero creo que no, porque lo importante son los logros diarios y más cuando forman parte de los anhelos de las personas a las que aprecias.

En este caso es el mensaje de una amiga y antigua alumna que refleja esa actitud a la que me refiero.

Hola Bernat!!, como estáis todos?? Yo quería dedicarte esta foto... Y decirte que soy la persona mas feliz del mundo.. Que estoy haciendo historia una vez mas... Jajajajaja.... Soy la estrella del Astillero de Mallorca... Nunca una mujer había trabajado de técnico en un yate aquí.... Y menos en este Y.... Mira... Lo que pensé que jamás utilizaría... Impresionó lo suyo... mi ultimo invento de mi misma... Me encanta... Gracias por mi pequeño título de FP de electricidad...  Profe y amigo

M. trabajando en el interior del yate

Actitudes como esta me mantienen en la convicción de que en educación, las pequeñas cosas, la empatía, el empoderamiento de los alumnos y alumnas con quienes compartimos aula, son lo importante y las que dan sentido a nuestro oficio y que no hay profesiones en función del género sino de la competencia profesional y personal. ¿ o no ?