jueves, 6 de febrero de 2014

La generación "nanas" en el “Hotel Mamá"

Para los que hemos nacido entre 1950 y 1970 parece que encajamos en la
llamada generación sándwich, por la relación que la gente de mediana edad mantiene con sus familiares. La metáfora asemeja el papel de estas personas con la posición del jamón en un bocadillo: ellos quedan en el medio presionados entre pan y pan. “aguantamos la familia por los dos lados(1)



La Generación que nos sucede, a la que muchos denominan "generación ni-ni o generación perdida" (5) y que es la que tenemos ahora en las aulas, parece que renuncia a madurar: sin hipoteca, sin matrimonio, sin hijos, sin trayectoria. ¿No has oído nunca aquello de "vivir de los padres hasta que pueda vivir de los hijos" (4)?.
Los jóvenes prefieren el cobijo de sus padres. Éstos, a su vez, sienten como propias las metas de los hijos. “Las familias están apostando por que sus hijos tengan la mayor formación posible y que nada les distraiga en eso(2). Son los mayores, muchos de ellos jubilados, quienes son el sustento de muchas familias.

España es el país de Europa con la emancipación más tardía, y problemática, hay que tener en cuenta que en 1970, los hombres normalmente se casaban a los 24 y las mujeres a los 22. Actualmente, la edad media a la que las personas se casan es de 32 para los hombres y 30 para las mujeres.

Estamos pasando por los mismos problemas socio - económicos que han pasado otras generaciones, pero con la diferencia que las influencias empujan actualmente al modelo "forever young", el culto a la eterna juventud: gimnasio, ocio, diversión... Además gozamos de un sinfín de posibilidades que sin darse cuenta, provoca dudas y temores que les conduce a acabar pensando qué hacer sin hacer nada.

Si cierta es la crisis, también se suma una cierta comodidad. “Muchos ... piensan que es fantástico llegar a casa de mamá después de haber trabajado muchas horas y encontrar todo limpio, la comida hecha y la ropa planchada(2). Pero lo mejor es una solución intermedia que los cuasi atormentados padres y madres que comparten su vivencia piensan como la más adecuada: “Los jóvenes deben independizarse y, en caso de necesidad, poder seguir contando con los padres”.

En el sur de Europa cada vez más jóvenes siguen viviendo con sus padres durante más tiempo. Estamos en lo que empieza a denominarse “Hotel Mamá(2) donde muchos treintañeros años aún vive con mamá y papá; son las ventajas de haberse dejado consentir por los progenitores durante toda la vida.

Es ahí donde reside el símil de nuestra joven generación con la célebre esponjilla de limpieza “nanas” (que en Colombia se conoce como Bon bril) porque elaborada con lana de acero o níquel, permanece intacta durante meses. Su parecido radica en un personaje que a pesar del paso de los años, se resiste a abandonar el hogar de los padres. Esta etiqueta salió del anuncio de esa esponjilla, en el cual aparecía un padre resignado atendiendo a su hijo cuarentón y diciendo que éste duraba más que la longeva esponja. "Si dura mucho, es Bon Bril",que se ha convertido en la etiqueta con la que se señalan aquellos que se demoran más de lo que se considera normal en independizarse

Para nuestros jóvenes, no todo es estudiar - trabajar - pareja - tener hijos - pensión. Piensan que la vida está fuera de eso y han escuchar su instinto, e inventarse su propia historia. La motivación para estudiar, para comprometerse con la convulsa sociedad, prepararse un futuro laboral - profesional no parece estar entre sus prioridades.

En términos más mundanos hazte las siguientes preguntas como estas de alo.co (3):
  • ¿Ves a tu hijo/hija con más de 30 años sigue viviendo contigo? 
  • ¿No recuerdas cuándo fue la última vez que él o ella hizo su cama? 
  • ¿Siempre le tienes lista la comida y si no, te arma una pataleta? 
  • ¿Tu “pequeño”(a) trabaja solo para darse gustos personales y no es capaz ni de ayudarte a pagar un recibo? 
  • ¿A pesar de rozar los 40, notas que sigue comportándose como un adolescente? 
Si la respuesta a uno o más de estos interrogantes es afirmativa, lo más probable es que tengas viviendo a un hijo/a “nanas” en casa.



fuentes: