martes, 15 de octubre de 2013

La motivación en educación

Cuanto más aprendemos, más evolucionamos. Cada persona sigue su propio proceso evolutivo donde los motivos van cambiando según navegamos por la vida.

Vemos en las aulas en Formación Profesional, alumnos que se han estancado en alguna fase del aprendizaje, sin llegar a desplegar toda la potencialidad y a veces abandonando los estudios sin llegar a convertirse en quienes realmente podrían ser.

Es necesario aprender de los errores para convertirnos en una versión 2.0 de nosotros mismos y para eso es necesario que los que nos rodean interactúen con nosotros, que nos ayuden a mejorar y esa es la función de la educación, en todos los ámbitos, empezando por el hogar que es donde se transmiten los valores, los sentimientos...

Pero no es solo eso, los docentes también debemos dar lo mejor de nosotros mismos en el aula compartiendo conocimientos y experiencias en el contexto cambiante de nuestra sociedad. Una sociedad donde la tecnología impregna todos los ámbitos y donde los docentes, parafraseando a Tolstoi, no podemos resistirnos a ello: "Resistirse al cambio es ir en contra del fluir natural de la vida".

Si queremos transmitir valores mientras aprendemos con nuestros alumnos, debemos empezar a encontrar nuestro lugar en el mundo, encaminando nuestra existencia hacia el bien común. Los educadores tenemos el deber de ser figuras referentes, motivadoras, porque como decía Platón "Buscando el bien de nuestros semejantes encontramos el nuestro"

fuente: unikids
Al hilo, este vídeo de Luis Galindo que me enviaban por Whatsapp, en el que nos recuerda que debemos poner todo el corazón, toda la mente y toda el alma en todo lo que hagamos, incluso en la dinámica de enseñanza - aprendizaje. Un vídeo que puede formar parte de los materiales de tutoría, porque si potenciamos que nuestros alumnos logren ser una mejor versión de si mismos, pensando que los estudios que han empezado puede que sean difíciles pero no imposibles, esa será la forma de conseguirlo, poniendo objetivos que sean ambiciosos pero también alcanzables atendiendo a las inteligencias múltiples, ilusionando, disfrutando y siendo agradecidos.

Buena semana.