miércoles, 15 de mayo de 2013

Claves para el cambio educativo con Pere Marquès


Durante la jornada del miércoles 15 de mayo hemos podido compartir y departir con Pere Marquès sobre: Curriculo, evaluación, tecnología y formación del profesorado, dentro de la master class "Claves para el cambio educativo" que se ha celebrado en la Fundació Universitat Empresa de Valencia. Agradecer a  Oscar Boluda (@oscarboluda) la pausa que hemos aprovechado para desvirtualizarnos y hablar de nuestros proyectos en FP.

En una cuidada presentación, Pere Marquès nos recordaba un hecho que constatamos con frecuencia en las aulas y es que se diga que las nuevas generaciones son “nativos digitales” como los llama Marc Prensky (2010) y que son muy hábiles para utilizar las TIC, pero la verdad es que esta habilidad se manifiesta sobre todo en lo que les interesa: jugar, descargar cosas, y las relaciones en las redes sociales. Si bien es cierto que en eso son hábiles, también se ve, por los talleres que hemos realizado en otras etapas formativas, que no son pocos los que ignoran los riesgos del ciberespacio. Como en cualquier tema, para saber de una cosa, se deben dedicar miles de horas a practicarlo, lo que exige una formación en competencia (identidad) digital para dar al alumnado seguridad en ese mundo virtual en el que habitan que junto a la lectura, escritura y rudimentos matemáticos deben ser obligatorios al finalizar la educación obligatoria.

Las TIC son una tremenda caja de herramientas; si no funcionan es porque tal vez algo se este haciendo mal, porque al igual que no podemos conocer la competencia de un carpintero que no tenga delante su caja de herramientas, en este salto evolutivo en el que cada vez hay que memorizar menos y que nos asciende de la categoría del  homo sapiens al i-person (quienes hemos integrado los "i-Phone", "i-Pad"... en nuestra vida), el alumno también debe poder disponer de una "caja de herramientas" para facilitar su empoderamiento. Es entonces cuando entra en juego el dispositivo móvil, es la necesaria ventanita por la que entrar al ciberespacio y cualquiera de esos aparatos nos puede llevar al país de la maravillas, pero la escuela tiene mucho que enseñar de este nuevo espacio para adiestrarles en cómo moverse por él.

En el aula hay que provocar el cambio, no basta con que el profesor dicte apuntes, hemos de enseñar desde bien temprano a que los alumnos aprendan a crear los suyos, de modo que un alumno y sus apuntes debe ser capaz de resolver cualquier ejercicio que ponga el profesor. Y aún más, los puede sacar en un control como el que lleva muletas (ya habrá ocasión de ir retirándolas), porque es fundamental que construya su memoria auxiliar y adquiera confianza. Unas fórmulas aseadas son parte de la caja de herramientas del alumno de su "memoria auxiliar"

Estamos en un mundo complejo y los alumnos se enfrentan a problemas que son máss complejos que antes. Hace años se prohibían las calculadoras ahora nadie se lo plantea porque en el fondo, la tecnología sin metodología no sirve.



Al finalizar, comida de trabajo en nuestro centro donde hemos tratado junto al equipo directivo de FP la investigación sobre tablets en la que participamos y la posibilidad de implementación del currículo bimodal en este contexto.

Para saber más sobre este tema: peremarques.blogspot.com.es