martes, 24 de julio de 2012

Inteligencias múltiples y "genio" adolescente"


A veces un café en buena compañía convierte los 140 caracteres de un tuit en una entrada para el blog como hoy sucede; pasa del compartir al reflexionar compartiendo, que al fin y al cabo es lo que supone la filosofía de la red y todo sucede después de leer y comentar un par de artículos recientes  para confirmar dos aspectos sobre lo que se ha de potenciar y cómo, para garantizarnos un futuro.


fuente: sociedad.elpais.com 

El primero aparecido ayer en ELPAIS.com bajo el título "No subestime al genio adolescente" pone en la palestra la importancia de cuidar el potencial que los adolescentes de esta y todas las generaciones albergan, aunque a veces en las aulas nos de la impresión de que están dormidos. Pero la realidad es que el emprendimiento lo llevan "de serie" y es fundamental que aprendan a hablar en público” y a compartir, a trabajar en red para permitir que "nuestra sociedad despliegue de la capacidad emprendedora de los ciudadanos para alumbrarán nuevas empresas que convertirán los problemas actuales en oportunidades" en palabras de Ángel Pes y Norbert Bilbeny.



El segundo es "Inteligencias múltiples, educación e internet" donde tratan los sistemas educativos como reproductores  del modelo de ciudadanía de cada sociedad en cada momento.  Pone un par de ejemplos muy significativos a tener en cuenta:


fuente: http://goo.gl/qqdF3
"... en un curso de informática donde se le debería enseñar a los alumnos a comprender las herramientas disponibles, se le enseña solamente excel para que vaya a trabajar de data entry en algún supermercado, también se le está mandando información al sistema educativo acerca de lo que se espera que produzca. Quizás planteado en torno a una falsa dicotomía: salida laboral garantizada o sujeto más dueño de si".


"... en una universidad, ... la materia Psicología del trabajo se dicta, no para pensar en las problemáticas del sujeto en tiempos de la excesiva movilidad laboral, sino para preparar  selectores de personal…"


Según afirma el autor, "la educación es un territorio de disputa estratégica... hasta que la irrupción de las TICs ha empezado a ponerlo todo en crisis".



Realmente, es cierto que el acceso a la información  que permiten las TIC otorga la palabra a los ciudadanos de a pie, reconociéndolos como sujetos culturales pero ahí surge otra nueva pregunta, ¿cuántos pueden tomarla?  Es responsabilidad del sistema educativo de cualquier país, preparar a los futuros ciudadanos para manejarse en los nuevos entornos pero ¿lo hacemos así?

Pensemos finalmente si nuestro método de enseñanza permite esa creatividad adolescente de la que se hablaba al principio y si de verdad aprovechamos las herramientas intelectuales y emocionales que disponen hoy nuestros jóvenes para crear la educación del siglo XXI aunque seamos "actores" del siglo pasado.