miércoles, 22 de septiembre de 2010

Las frecuencias libres Europa por el apagón analógico se destinarán a Internet

Emulando a los Hermanos Marx en el Oeste "más madera". O más frecuencias para internet si, como parece, se dedican las frecuencias que quedaron libres tras el apagón analógico.

En dos años, podríamos ver como la banda de 800 megahercios la utilizan las operadoras para desplegar redes inalámbricas que cubran las zonas sin conexión, combatir la brecha digital y mejorar la velocidad de la misma.
El objetivo de Bruselas es que los europeos disfruten en 2020 de conexiones de, al menos, 30 megabits por segundo (Mbps), y que la mitad de ellos pueda disfrutar de un Internet a 100 Mbps gracias a nuevas conexiones con fibra óptica.