viernes, 5 de septiembre de 2008

Qué hay del proyecto de reforma de la FP

Parece ser que el Ministerio de Educación quiere dar un impulso a la FP, preparando un mecanismo que permita a los mayores de 21 años sin titulación, pero con tres años de experiencia laboral, obtener un título oficial de Formación Profesional (FP) si superan un examen práctico que demuestre sus competencias profesionales.

Leyendo sobre el tema el articulo publicado en El Pais los trabajadores han de probar que disponen de los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarios para desempeñar una función concreta. 

Como sabemos, las 142 títulaciones de FP están compuestas de varios módulos (asignaturas), que a su vez constan de diversas competencias particulares, "lo que es absolutamente imprescindible para que el proceso sea realmente riguroso, impidiendo que se otorguen títulos inmerecidamente", opina Eduardo Avello, director del centro de Estudios Tecnológicos y Sociales de la Universidad Francisco de Vitoria en el citado artículo.

Comparto la idea de dar reconocimiento oficial a más de 12 millones de trabajadores -el 58% de la población activa, según datos de la OCDE- que actualmente carece de una acreditación que avale su cualificación profesional y Confío que esta reforma sea el primer paso de lo que anticipábamos aquí mismo y permita que una persona adquiera competencias desde el mundo laboral o desde cualquiera de los subsistemas de FP. A primera vista será como hacer encaje de bolillos, sobre todo si las estructuras son rígidas, pero puede dinamizar el sistema educativo y potenciar el retorno a las aulas. Otra cosa será como adecuar horarios, compatibilizar, conciliar, etc. para hacerlo posible, por eso el debate está abierto y los agentes sociales deben estar pendientes a las distintas sensibilidades.