jueves, 10 de julio de 2008

estuve en las jornadas de educación "Como agua que da vida"

Del 7 al 9 de julio asistí a las jornadas de educación que se celebraron en Valencia: "Como agua que da vida". Interesantes ponencias, fuerza renovada y reafirmación en algunos conceptos que personalmente tenía bastante claros.

Al hilo de lo que aportaba en la última y apasionada ponencia Paco Pérez, sobre la innovación y el cambio, recomiendo una entrevista en ElPais.com a FATEMA MERNISSI, socióloga y escritora humanista, historiadora y profesora, premio Príncipe de Asturias 2003.
Valga aquí sólo un cabo, ese hilo conductor y recurrente en su discurso actual: la importancia última y creciente de las nuevas tecnologías (Internet, móviles, televisión vía satélite) en las relaciones personales y sociales (sobre todo en los países islámicos).

"La cuestión ya no es to be or not to be, sino to navigate or not to navigate".
"La Tierra no tiene límites. Por eso no me sorprende que los musulmanes sean los más beneficiados con Internet. Ya tenían su comunidad creada. Una mundial que hace que en ningún sitio seas extraño: sucede en los viajes, en los mercados". Algo fabuloso que Internet ha revitalizado. Aquí (en Marruecos) hay  cibercafés por todas partes."
"... los cambios aquí, en el Tercer Mundo, van más rápidos que en Europa. ¿Por qué? Porque en Europa tienes el poder de pararlos: los intereses de la gente, los de las multinacionales para asegurarse el poder. Aquí, ese poder está centralizado. E influye, claro, también el desarrollo de las tecnologías. La industrialización en Europa necesitó tres siglos. Así que el mejor regalo que nos han dado son las tecnologías de la comunicación. Y las estadísticas oficiales de su uso se quedan cortas. Porque en pueblos perdidos del Atlas no hay quizá ordenadores personales, pero sí un cibercafé. Tecnología..., son los pobres quienes mejor la usan."
"Pues con la tecnología podemos comunicarnos globalmente como individuos, romper esos hilos de poder que mueven las
cosas, aumentar lo que llamo "la sinergia cívica" Maravilloso."

En el mismo suplemento del domingo 6 de julio, Fernando Trias de Bes, escribía en un artículo que: "La motivación sí importa", no te lo puedo enlazar porque no está en la versión digital, pero al escuchar a Darío Mollá el segundo día y de nuevo a Paco en el tercero, recordé este artículo.
"Es necesario profundizar en la auténtica motivación que lleva a un persona a innovar en cómo hacer las cosas de un modo distinto y mejor".
Habla del estudio realizado por Teresa Amabile en el ensayo "Mentes creativas" de editorial Paidós que en resumen relaciona la creatividad con la afección por lo que hacemos.
Aporta otra idea que resonó en las jornadas: la evaluación y que en el artículo remarca que "la ausencia de evaluación proporciona libertad, la cual es necesaria para aportar e inventar". Evidente que esa afirmación puede chocar como educador, pero insiste en que "no todo tiene que ser evaluado y que es necesario revisar los parámetros con los que evaluamos a los alumnos en las escuelas, a los trabajadores, etc."

Termino esta reflexión en "tecla alta" con frases de M. Ángel Jiménez que en la primera ponencia en habló también de la evaluación: "El sistema de evaluación debe ser formativo y no solo evaluativo" y " se debe evaluar el proceso y sus protagonistas, no solo del alumno" y quiero enlazar con algo que posteé en el blog enredados en el aula recientemente y que guarda relación con algo de lo escuchado estos días: cambio y TIC's.

Hasta pronto.