miércoles, 19 de marzo de 2008

la fibra óptica llega hasta el hogar

Una tecnología que puede propiciar una revolución en la televisión por Internet y el vídeo bajo demanda y que personalmente solo puedo decir: "ojalá sea cierto".

La fibra óptica comenzó a implantarse en las ciudades hace diez años, a través de miles de canalizaciones y zanjas abiertas en las calles. Entre las compañías que realizaban estas obras se encontraba Telefónica de España, que aunque disponía de una licencia de cable, no podía hacer uso de ella debido a una moratoria que facilitaba que las nuevas compañías pudieran ganar cuota de mercado. Ahora, forzadas por la demanda de los usuarios, estas empresas se proponen que la fibra óptica (FTTH) llegue definitivamente a los hogares.

El despliegue de fibra realizado por Telefónica, el operador dominante, ha sido en redes troncales para ofrecer servicios profesionales a terceras empresas, pero no ha llegado al mercado residencial, donde el ADSL se ha convertido en la solución más demandada.

Sin embargo, los servicios futuros como la alta definición de televisión necesitan una mayor capacidad que el máximo actual de 20 'megas' (Megabits por segundo) ofrecido por el ADSL. Sólo para conseguir una emisión de televisión en HD ('Hight Definition'), por ejemplo, es recomendable una conexión de 50 Mbps, sin contar con usar al mismo tiempo otros servicios del llamado Triple Play (Televisión, Teléfono e Internet). Además, se pueden ofrecer otros servicios adicionales como vídeo-llamadas mediante VoIP para la transmisión de voz.

¿Qué es FTTH?

La tecnología FTTH consiste en llevar una conexión de fibra óptica hasta los hogares de los usuarios. Esta tecnología permite crear redes de 100 Mbps simétricas (misma velocidad de datos de subida y bajada), combinando fibra óptica y redes de cobre.

A esta velocidad, la descarga de una distribución de Linux de 700 Megabytes, o de una película de un videoclub online, es cuestión de pocos minutos, con lo que se posibilitan multitud de servicios eficientes hasta ahora sólo soñados. No obstante, hoy por hoy, el tramo final de llegada de la fibra a los hogares no está resuelto, por problemas en la capacidad y debido a su elevado coste.

En el caso de las empresas de cable, como ONO por ejemplo, la red de distribución final utiliza un cable coaxial, y las actuales propuestas de FTTH para el hogar tienen previsto sustituir los últimos metros por ADSL+2, sin que por ello baje la capacidad ofrecida.

Ahora el ADSL+2 se emplea en el tramo que va desde el bucle local hasta el hogar (pueden ser hasta 2 kilómetros), con lo que pierde mucha capacidad con la distancia.

FTTH vs DOCSIS 3.0

Algunos proveedores de cable están trabajando en el desarrollo y despliegue de redes basado en el protocolo DOCSIS 3.0 (en inglés, 'Data Over Cable Service Interface Specification') para la transmisión de datos mediante redes de cable coaxial durante los próximos 12 meses.
Esta tecnología será la competencia más directa de las redes FTTH por parte de los operadores de cable. En esta nueva revisión de DOCSIS se han mejorado los protocolos para la transmisión de datos multimedia, y soporta de forma nativa el código de direcciones IP llamado IPv6.
Actualmente los ISP de cable utilizan el protocolo DOCSIS 2.0, pero se espera que con este nuevo protocolo se lancen ofertas comerciales de hasta 160 Mbps de descarga de datos y 120 Mbps de bajada, aunque el estándar permite alcanzar hasta los 300 Mbps.

No cabe duda de que el futuro pasa por la fibra, así que las compañías de telecomunicaciones más importantes del planeta invertirán cifras millonarias durante los próximos 5 años para dotar de conexiones de alta velocidad a los hogares.

En Estados Unidos, según los expertos, se prevee que en el año 2010 se superen los 45 millones de hogares conectados mediante tecnología FTTH. Entre las ofertas comerciales, destaca la del proveedor de internet Verizon, que ofrece 20 Mbps simétricos por 65 dólares al mes.
En Japón, donde la penetración de la tecnología FTTH es superior al 50% de los hogares, y va en ascenso, una conexión de 100 Mbps de descarga y 20 Mbps de subida, cuesta de media unos 2.400 yenes (unos 16 euros).
En Corea del Sur, el coste de una conexión de 100 Mbps simétrica mediante FTTH está en torno a los 25 euros.

FTTH en España

Este tipo de modelo se está trasladando a España, y en algunas zonas con conexiones deficientes, se está trabajando en proyectos similares. Tal es el caso de Vilanova i la Geltrú, que planea crear en la comarca del Garraf (Barcelona) una red IP entre todas sus localidades.

En España, la primera iniciativa comercial basada en FTTH se ha creado en Asturias. La red Asturcón ha sido desplegada por el Gobierno de Asturias en 21 poblaciones del Principado a través del GIT (Gestión de Infraestructuras de Telecomunicaciones de Asturias). Esta red tiene una extensión de 220 kilómetros entre las comarcas del suroeste de Asturias.

Se ofrecen dos servicios de banda ancha: uno dirigido a empresas con 100 Mbps de subida y bajada por un precio de 49 euros, y otro para particulares con 100 Mbps de subida y 20 Mbps de bajada por 29 euros. Ambos sin incluir el IVA.

Previsiones

Telefónica tiene previsto desplegar durante este mismo año conexiones bajo la tecnología FTTH en los grandes núcleos urbanos, cubriendo casi el 50% del territorio nacional. Para este despliegue, la empresa reutilizará parte de la infraestructura de fibra óptica que ya puso hace diez años.

El plan piloto de FTTH de Telefónica, que actualmente se está realizando en Madrid y Barcelona entre algunos de sus clientes, tiene una velocidad de 30 Mbps de bajada y 1 Mbps de subida, con un precio de promoción durante las pruebas de bajada de 9 euros hasta septiembre de 2008.

Aunque el precio y la velocidad final aún no ha sido revelado por la operadora, según algunos analistas especializados podría estar en torno a los 40 euros a 60 euros por 100 Mbps. Otros operadores como Orange, también están invirtiendo en tecnología FTTH para lanzar sus propias propuestas comerciales.

via: CONSUMER