viernes, 11 de enero de 2008

De la FP al trabajo en seis meses

Publicado en LEvante-EMV 10 enero 2008
 
De la FP al trabajo en seis meses
 
EDITORIAL
Tras los alarmantes datos publicados a finales del año pasado sobre la competencia de los alumnos de primaria y secundaria en lenguas extranjeras y matemáticas, el Consell exhibió ayer datos más positivos sobre el aprovechamiento escolar en otro tipo de formación hasta ahora considerada como el «patito feo» del sistema: el 90% de los estudiantes de Formación Profesional encuentra su primer trabajo antes de seis meses después de concluir sus estudios. Y no sólo eso, el 69% de quienes trabajan lo hace en un puesto relacionado con sus estudios. Además, el nivel de satisfacción es elevado entre estos alumnos: los contentos con la formación recibida alcanzan el 84,2% y un 93,3% elegiría los mismos estudios. Asimismo, el grado de satisfacción de las empresas alcanza un 7,53 sobre 10.
Tradicionalmente considerada como la alternativa para quienes no conseguían acceder al Bachillerato, la Formación Profesional ha conseguido en los últimos años invertir esa tendencia. De hecho, en la provincia de Castelló ya cuenta con más alumnos, y en numerosas comarcas -sobre todo aquellas con tradición industrial- se encuentran actualmente equiparados ambos estudios.
Un lamento de los empresarios valencianos ha sido la falta de mano de obra cualificada para desempeñar determinados oficios. Parece que esa escasez puede estar en vías de solución, a lo que, sin duda, contribuirá una mayor inversión en estos ciclos formativos, y la ampliación de su espectro, como, por ejemplo, las prácticas en el extranjero que pretende impulsar la adminstración. Precisamente estos buenos datos no sólo han de servir de motivo de orgullo sino de acicate y de soporte a una acción más decidida por parte de la Generalitat Valenciana de promocinar medios y financiación a esta enseñanza.
  
 
La Formación Profesional (FP) se está quitando el sambenito de "la hermana pobre" del sistema educativo. Sin superar aún al bachillerato, cada vez son más los alumnos que se matriculan en este nivel postobligatorio, entre otras razones por el alto índice de empleabilidad de sus ciclos. El 90 por 100 de los jóvenes valencianos consigue su primer trabajo a los seis meses de concluir los estudios.
Maite Ducajú, Valencia
La elevada inserción laboral de los alumnos de Formación Profesional -el 90% está trabajando antes de los seis meses de acabar el instituto- está inclinando la balanza de la demanda a favor de este nivel frente al Bachillerato en la Comunitat Valenciana. Estos jóvenes, además, consiguen "mayor empleabilidad" que los que cuentan con estudios universitarios, según aseguró ayer el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, en la presentación del informe realizado por la Fundación de la Calidad de la Educación.
Font de Mora, acompañado por la directora general Auxiliadora Hernández, anunció la intención de su conselleria de favorecer las prácticas en empresas extranjeras en países de la Unión Europea a partir del próximo curso para los alumnos de FP, con una duración mínima de tres mees. Con la iniciativa se pretende conseguir "mejorar sus competencias lingüísticas, conocer diferentes modelos organizativos y de producción, así como que se incrementen sus perspectivas de inserción laboral", indicó el titular de Educación.
El conseller también explicó que la futura Ley Valenciana de Educación incluirá un apartado que cree mecanismos para flexibilizar, por medio de pasarelas, el paso de los ciclos formativos a la universidad. Font de Mora reconoció que ya existe un procedimiento -de hecho, los alumnos de esta formación tienen un cupo de plazas reservado en la selectividad- pero añadió que se quieren dar más facilidades dentro de "los niveles de calidad" añadió.
Otros proyectos son: la puesta en marcha de los centros integrados de FP, el curso próximo, y mejorar el número de empresas que participen en las prácticas de este colectivo. Una página web difundirá las demandas laborales e itinerarios.
La matrícula crece
De los datos facilitados ayer por el conseller destaca la desviación de matrícula que se está produciendo en estos niveles postobligatorios. De hecho, los estudiantes inscritos en la FP aumentan mientras que en el Bachillerato, descienden.
En la actualidad, hay más alumnos matriculados en FP que en bachiller en la provincia de Castelló al igual que en las comarcas de la Plana Alta, Valencia, L'Horta Sud, Utiel-Requena, la Hoya de Buñol, Ribera Baixa o la Alcoià, y están en niveles similares en Baix Maestrat, Camp de Morvedre, la Safor y el Baix Vinalopó.
Este curso hay 51.904 alumnos en los ciclos formativos frente a los 56.687 del Bachillerato. El ejercicio escolar 2006-07 fueron, respectivamente, 50.033 y 57.009.
No obstante, el dato que más destaca es que en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) son 197.000 los alumnos matriculados. En cambio, entre el Bachillerato y la FP suman 108.904, lo que significa que dejan de estudiar casi la mitad: 88.297 jóvenes
.

 
Uno de cada tres se emplea en su especialidad
 
 
M. D. Valencia
El porcentaje de empleados de ciclos formativos en trabajos relacionados con sus estudios al acceder al primer empleo asciende al 69 por ciento, según la Evaluación del Grado de Inserción Profesional 2001-2006, presentado ayer por el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora.
Las familias formativas más demandadas, -que aglutinan el 60% del alumnado- son: Administración, Sanidad, Electricidad y Electrónica, Servicios Socioculturales a la Comunidad y Comercio y Marketing
El alumnado titulado satisfecho con su empleo actual asciende al 96,5%, cifra que no se encuentra en ningún otro nivel, mientras que el 71,4% de los empleados utilizan en su trabajo los conocimientos adquiridos a lo largo de su formación. El 70% de los titulados trabaja en tareas relacionadas con sus estudios.
La utilidad de la formación recibida es bien valorada por 80% de los jóvenes de FP; los satisfechos con la formación es el 84,2% y los que elegirían los mismos estudios, el 93,3%. El 70,2% percibe como útil las prácticas para su formación e inserción laboral.
Por su parte, el grado de satisfacción de las empresas con las prácticas asciende al 7.53, y un 83,9% se muestra dispuesto a seguir colaborando con los centros educativos de FP, mientras que el 76,6 se decantaría por un alumno de estas enseñanzas que haya realizado la FCT en su empresa si necesitara un trabajador.