miércoles, 13 de junio de 2007

Internet ocupa las ondas de la tele

Internet ocupa las ondas de la tele


En Estados Unidos la desaparición de la televisión analógica deja libre un trozo de espectro que varias compañías se disputan para desarrollar servicios de Internet inalámbrica

Quién iba a decir a los políticos y empresarios de hace un siglo que se pelearían y pagarían millones por el éter, el espacio vacío. Pero ahí es donde se propagan las ondas electromagnéticas y donde se desata la batalla por el espectro radioeléctrico, con un galimatías de frecuencias, bandas y megahercios. La desaparición de la televisión analógica está azuzando de nuevo la disputa.
 
Darío Pescador Albiach
8 de junio de 2007

A estas frecuencias se puede crear una red que cubra todo el país con menos repetidores, ya que un solo repetidor puede cubrir un radio de 40 kilómetros

Los hercios son oscilaciones por segundo, y sirven para medir la frecuencia de cualquier onda. Las ondas electromagnéticas de más frecuencia, como las de las redes wifi, que tienen 2,4 Gigahercios, tienen poco alcance. En cambio, las de menor frecuencia, como las de la radio AM, que están por debajo de los 2 Megahercios, llegan muy lejos. Las de la televisión se encuentran en el medio, entre los 30 Megahercios de la VHF más baja hasta los Gigahercios de los canales más altos de UHF.

Las frecuencias son escasas para la cantidad de aplicaciones que las usan: desde las televisiones hasta los radares, pasando por radios, redes wifi, GPS, Bluetooth, etcétera. Si dos aparatos emiten en la misma frecuencia, se producen interferencias. Por eso el espectro está regulado por los gobiernos y organismos internacionales, y a las empresas se les venden concesiones para explotarlo, a muy alto precio.

En la banda de los 700 Megahercios las ondas llegan más lejos que con la telefonía móvil; penetran mejor a través de las paredes de los edificios

La entrada de la televisión digital supone que las televisiones analógicas dejarán de emitir, y esas frecuencias quedan libres para otros usos. El apagón digital, previsto para 2010 en España, llegará un año antes a Estados Unidos. Allí queda libre una banda alrededor de los 700 Megahercios, y varias compañías están preparándose para pujar por ella. Entre ellas están Verizon Wireless, DirecTV, Echostar, Google, Microsoft, Intel, Skype y Yahoo!.

A por los 700 Megahercios

La banda de 700 Megahercios es especialmente atractiva. A estas frecuencias, las ondas llegan más lejos que con la telefonía móvil, penetran mejor a través de las paredes de los edificios, las barreras naturales en una ciudad. Así que se puede crear una red que cubra todo el país con menos repetidores; una inversión menor, ya que un solo repetidor puede cubrir un radio de 40 kilómetros. El uso más lógico para esta red es el acceso a Internet.

Las operadoras de telefonía no quieren perder mercado, por lo que es muy posible que pujen sólo para obtener una parte del espectro y bloquear a las demás competidoras procedentes del negocio de la Red

Por este motivo muchos ven aquí la oportunidad de crear un servicio de Internet de banda ancha por radiofrecuencia. De ahí que empresas como Google, Microsoft o Intel estén en un juego antes reservado a las telefónicas.

Sin embargo, según algunos expertos, es poco probable que se haga realidad. Las empresas de telecomunicaciones no quieren perder mercado, por lo que es muy posible que pujen sólo para obtener una parte del espectro y bloquear a las demás competidoras.

Todo este proceso se repetirá en toda Europa en unos meses, con la diferencia de que aquí el sector público tendrá algo más que decir. Las grandes iniciativas de acceso universal a Internet requieren consenso entre los gobiernos, un marco para que las empresas puedan competir y beneficiarse, y sobre todo mejorar el servicio a los usuarios.



--
B.Llopis
http://pagina.de/byl